Web Content Display

Las Inundaciones en la Comunitat Valenciana

Un riesgo unido a nuestra historia

Si se realizara una encuesta entre los habitantes de nuestra Comunidad acerca de los riesgos naturales que consideran más importantes y que más pueden llegar a afectar y condicionar sus vidas y actividades, posiblemente la mayoría señalaría las inundaciones.

Recordando nuestra historia reciente, tenemos múltiples ejemplos que van desde la riada del Turia de 1957, hasta el mes de octubre de 2000 en que la mitad norte de la provincia de Valencia y toda la de Castellón estuvieron afectadas por lluvias que superaron los 500 l/m2, pasando por la pantanada de Tous o las diferentes riadas padecidas en el Bajo Segura.

En definitiva, estamos ante un fenómeno que ha estado y sigue estando presente en nuestra sociedad, frente al que históricamente se han realizado actuaciones de carácter preventivo y de protección, pero que el actual grado de desarrollo socioeconómico y la propia ciudadanía exigen un nivel de respuesta organizativo adecuado a los tiempos actuales.

Actuaciones Preventivas

  • Infórmate del nivel de riesgo de tu municipio y si el lugar en que vives o trabajas está afectado por una zona inundable.
  • Ten preparado un botiquín de primeros auxilios.
  • Evita las contaminaciones. Pon los productos tóxicos fuera del alcance del agua.
  • Resguarda los objetos de valor y los documentos personales.
  • Dispón de una radio y linterna de pilas secas y cargadas.
  • Revisa la vivienda. Limpia las bajantes y canalizaciones.

¿Qué hacer cuando se inicia la emergencia?

  • Cuando se notifique una preemergencia, procura estar informado de la evolución de la situación. Sintoniza las emisoras de radio y televisión que den noticias de ello.
  • Retira los vehículos de las zonas que puedan inundarse.
  • Aléjate de las riberas de los ríos y barrancos y no permanezcas en los puentes. Pueden desmoronarse y arrastrarte en la caída.
  • Usa de manera razonable el teléfono. No colapses las líneas.
  • Prepárate para abandonar la vivienda si la situación lo requiere, haciendo caso de los consejos de las autoridades competentes.
  • En este caso desconecta la electricidad, el gas y el agua de la casa y cierra y asegura todas las puertas y accesos.
  • Nunca propagues rumores o noticias exageradas de daños.

Recomendaciones para los automovilistas

  • Usa el vehículo sólo si es absolutamente imprescindible.
  • Infórmate de la situación antes de iniciar el viaje. Circula preferentemente por carreteras principales y autopistas.
  • No intentes nunca cruzar un vado, un lugar inundado o un puente que ofrezca dudas sobre su resistencia
  • Piensa siempre que tu vida es lo más valioso.
  • Efectúa una revisión de la vivienda para ver que no hay daños.
  • Comprueba que dispones de electricidad, agua, teléfono, etc.
  • Sigue las normas sanitarias y de higiene en la limpieza que indiquen las autoridades competentes.
  • Seamos solidarios en las tareas de limpieza y vuelta a la normalidad.

Las Tormentas

Los fenómenos tormentosos producen unos riesgos adicionales, como el aparato eléctrico, sobre los que conviene conocer algunos consejos:
  • Evita permanecer en lo alto de colinas, no te refugies bajo árboles. Aléjate de alambradas, verjas y objetos metálicos.
  • No uses la bicicleta.
  • Si estás conduciendo, el coche es un buen lugar para permanecer.
  • En casa cierra ventanas para evitar corrientes de aire que puedan atraer rayos.
  • Desconecta los aparatos eléctricos para evitar que sean dañados por subidas de tensión.